Hospital de Curicó comenzará implementación de Nuevo Sistema de Categorizacion de Urgencias “ESI”

Este lunes 15 de enero comienza a funcionar el nuevo Sistema de Categorización de Urgencias ESI en el Hospital de Curicó, de acuerdo a las indicaciones entregadas por el Ministerio de Salud, con el fin de optimizar el actual sistema que prioriza la atención de acuerdo a la gravedad del paciente.

El sistema es ampliamente utilizado en distintos países del mundo y a nivel nacional se espera que toda la red de salud lo implemente, siendo el Hospital de Curicó el primero de la región del Maule.

El sistema categoriza al paciente en una escala que va de C1 a C5, “siendo C1 el que llega en una situación extrema y entra directamente a una sala de reanimación. El C5 está en la posición opuesta y es un paciente que perfectamente puede ser atendido en otro lugar de la red de urgencias, e incluso en su consultorio”, explica el Director del centro de Salud Dr. Jorge Canteros.

En este sentido, es importante que las personas que no estén cursando un problema de salud que comprometa su vida, puedan acudir a los SAR, SAPUS, o CESFAM más cercanos, ya que la atención en la Urgencia de un hospital como el de Curicó se realizará una vez que hayan sido atendidos los pacientes graves como personas que cursan infartos, que han sufrido accidentes de tránsito, con pérdidas de conciencia, quemaduras profundas, entre otros casos.

PACIENTES SIN RIESGO VITAL DEBEN DIRIGIRSE A SAR, SAPU O CESFAM

Tal como ocurre hasta ahora, en este nuevo sistema la categorización es realizada por un enfermero o enfermera, quien bajo parámetros de medición estandarizados determinará la gravedad del paciente. El profesional debe estar previamente certificado en manejo del sistema ESI, traducido al español como “Índice de Severidad de Emergencias”.

Según explica el Jefe de Emergencias del Hospital de Curicó Dr. Mauricio Espinoza, “uno de los principales rasgos de este sistema es la objetividad, pues está incorporado en un sistema computacional y nos da una seguridad bastante grande de que cuando decimos que alguien está grave es porque efectivamente lo está y necesita que lo atendamos rápido y sin demoras”.

Por el contrario, “cuando el sistema nos dice que alguien no está grave y que su patología es leve, podemos confiar en que es un problema que no va a producir riesgo de muerte inmediato, por tanto puede esperar más tiempo atención o puede acudir a los centros de atención de menor complejidad que están en la atención primaria”.

Finalmente el Dr. Espinoza llamó a la comunidad a hacer un buen uso de los dispositivos de atención de la provincia, “nuestro hospital tiene por objetivo hacerse cargo esencialmente de los pacientes C1 y C2, que son aquello casos en que está en riesgo inmediato o inminente la vida de la persona. Los pacientes C4 y C5 tienen indicación de ser atendidos idealmente en la atención primaria. En caso de C4 en SAPUS o SAR, mientras que los C5 en sus CESFAM más cercanos. La categoría C3 es una categoría de pacientes que deben ser evaluados por un médico, que hay un grado de incertidumbre respecto al nivel de gravedad que trae el paciente, pero que en ningún caso llegan con un compromiso vital inmediato y por tanto pueden esperar”.