Avenida Camilo Henríquez una de las vías más conflictivas de Curicó

Reclamos y malestar en los usuarios que todos los días usan la locomoción colectiva mayor se están produciendo en la Avenida Camilo Henríquez, más específicamente en la esquina de Peña, debido a que los vehículos del transporte público no respetan las normativas vigentes de tránsito y a las mínimas precauciones que deben tomar los conductores de buses.

Usuarios permanentes, que deben viajar hacia la zona sur poniente de la ciudad, Aguas Negras, Vaticano, Santos Martínez, Portales, Guaiquillo, toman locomoción colectiva en ese lugar, pero la acumulación de buses que van hacia el barrio nororiente, llámese Rauquén, Sol de Septiembre, Los Huertos y otros puntos y que se estacionan por muchos minutos, dificultan en extremo acceder a ellos.

Los pasajeros que van hacia el sur de la ciudad expresaron que muchas veces deben acceder a la locomoción por la vía central de la avenida, cruzando por entre los vehículos estacionados, porque no queda espacio en el sector del paradero, lo que constituye un alto riesgo para la integridad de las personas, especialmente de niños y adultos mayores.

Una daño colateral que se produce con esta situación es que los buses que están mucho tiempo estacionados, deben recuperar el tiempo perdido y para ello imprimen alta velocidad a sus vehículos hacia los sectores de destino, cruzando peligrosamente las calles céntricas de la ciudad.

MÁS RESPETO

También reiteran reclamos que se han efectuado en repetidas ocasiones, en la esquina Camilo Henríquez con Peña, pero en la esquina norponiente. Allí existe un paradero, que los conductores de los buses que viajan hacia el norponiente, Santa Fe, Galilea, Colón y otros, no respetan.

Un usuario permanente manifestó que debe bajarse en ese paradero, que ha sostenido repetidas discusiones con choferes que se detienen antes del paradero, justo en la esquina, lo que obliga a bajarse en un lugar no apto para ello. Se produce además un gran atochamiento en esa esquina, dado que otros buses que doblan por Peña hacia el poniente, quedan atravesados y detenidos, solo porque el conductor que está adelante no quiere avanzar hasta el paradero.

No se sabe cuál es el motivo de esta permanente estrategia de los conductores, pero está a la luz pública que no desea dejarle espacio al que viene más atrás, con el consiguiente daño y preocupación de los pasajeros, que esperan en cualquier momento un accidente mayor que incluso les podría perjudicar a ellos.

Son múltiples las inquietudes de ciudadanos, incluso peatones, que ven a diario este tipo de situaciones y se preguntan porque no se hace nada por parte de quienes deben velar porque se cumplan las normativas del tránsito y la seguridad de las personas

You may also like...