Concejales Sanz y Undurraga aclararon dudas con director de hospital, por deuda que mantiene el municipio con el centro asistencial

Una reunión informativa, sostuvieron los concejales Francisco Sanz y Mario Undurraga con el director del hospital, Jorge Canteros, con el objetivo de aclarar algunas dudas respecto al convenio que mantiene el municipio con el centro asistencial y que permite la realización de exámenes a los usuarios de Atención Primaria en el laboratorio del recinto.

Estas dudas surgieron luego que se conoció que el municipio mantenía una deuda con el centro asistencial por exámenes desarrollados el año pasado, que alcanzaría los 300 millones de pesos, y que aún no se cancela. De ahí surgió la inquietud de dirigentes y concejales respecto a cómo afectaría esto a los usuarios de consultorios.

“Se nos informó que el municipio adeuda 300 millones de pesos por los exámenes que se hacen en el hospital. Queremos dar tranquilidad a la comunidad que éstos seguirán desarrollándose con normalidad”, manifestó Francisco Sanz, quien preside la comisión de Salud del concejo municipal.

Expresó además que el hospital no puede seguir haciéndose cargo de esta deuda y, en ese sentido, el municipio debe ponerse al día.

“Estamos con tarjeta amarilla con el hospital, por lo que debemos cancelar esta deuda. Este tema se analizará en una próxima reunión que se sostendrá con el administrador municipal y el director de Salud Comunal”, enfatizó.

Por su parte el concejal Undurraga expresó su preocupación por un posible aumento del valor de los exámenes ya que el hospital dejará de subsidiarlos.

“Al terminarse el convenio con el centro asistencial, los costos aumentarán considerablemente; lo que generará un grave problema para el municipio”, añadió.

En tanto, el doctor Canteros resaltó el encuentro con los concejales Sanz y Undurraga ya que permitió aclarar algunas interrogantes respecto al convenio de colaboración que se mantiene con el municipio.

“En el marco de este acuerdo, el hospital ha llevado una carga adicional que es difícil mantenerla en el tiempo”, señaló.

Aclaró que la comunidad debe estar tranquila porque los exámenes seguirán realizándose en el laboratorio del hospital.